Conceptos básicos sobre redes de contactos profesionales

Manos sostienen un celular que se enfoca en una esfera con retratos de personas (Pixabay)

Independientemente de que seas un estudiante, un profesional o un emprendedor, contar con una sólida red de contactos puede significar un mundo de diferencia en lo que se refiere a alcanzar tus metas. Si bien las redes de contactos profesionales suelen asociarse con la búsqueda de empleo, sus beneficios son numerosos: además de oportunidades de crecimiento profesional, tu red de contactos profesionales puede ofrecer oportunidades de negocio, fuentes de conocimientos e incluso amistades duraderas.

Entonces, ¿qué es exactamente una red de contactos profesionales? En pocas palabras, es el proceso de establecer y mantener de forma intencional relaciones con otros en tu ámbito profesional. En la lección “Networking to Get Ahead” (Hacer contactos para avanzar, en inglés), Sadhana Hall del Colegio Universitario Dartmouth comparte esta perspectiva:

“Para ser el mejor en lo que haces, debes rodearte de personas que te inspiren, que te motiven, y que te desafíen: personas que te hagan preguntas difíciles y te den su opinión sincera. El establecimiento de contactos es la práctica de buscar de forma intencional a estas personas … es tan tangible y necesario como tus destrezas técnicas.”

Establecer una red de contactos profesionales consiste en conocer diversas personas con las que uno no puede reunirse o tener relación social. La clave es mantener una mentalidad abierta: incluso las personas con las que tienes poco en común podrían resultar ser algunas de tus conexiones más valiosas.

CÓMO CREAR TU RED

Ten en cuenta que establecer tu red de contactos es un proceso que requiere sinceridad y dedicación; no se puede hacer de la noche a la mañana. Sin embargo, existen muchas oportunidades para establecer relaciones útiles. Por ejemplo:

  • Comunícate con tus contactos personales: aunque no compartan tus intereses profesionales, tus conexiones personales son extremadamente valiosos cuando se trata de establecer contactos. Comienza creando una lista de todos los contactos que conoces: amigos, familiares y vecinos, así como empleadores actuales y pasados, compañeros de trabajo, profesores y compañeros de clase. Establece comunicación con estas personas y comparte con ellas tus metas, planes y dudas; lo más probable es que puedan referirte a otras personas que pudieran ser de ayuda.
  • Solicita entrevistas informativas: una entrevista informativa es una reunión para obtener información y/o asesoramiento de alguien con experiencia en tu campo de interés. A diferencia de una entrevista de trabajo, tú inicias y conduces la entrevista con alguien de quien esperas aprender.
  • Asiste a conferencias o eventos formales de redes de contactos: eventos de la industria y/o profesionales presentan una oportunidad lista para establecer tu red: es perfectamente aceptable iniciar una conversación con un extraño en este contexto. Hall recomienda la siguiente estrategia: “Comienza tu conversación con lo que sabes acerca de la persona o la organización, habla acerca de sus intereses comunes, y arma tu conversación a partir de eso. Coméntales cómo podrías ayudarlos”.
  • Aprovecha las redes digitales: las redes sociales, como LinkedIn y Facebook, son excelentes para establecer comunicación con personas que tienen intereses y metas profesionales similares. Una buena manera de empezar es pedir a aquellos que ya conoces que te hagan una “presentación digital” con personas a las que te gustaría tener como contacto (por ejemplo, por correo electrónico o por el servicio de mensajero electrónico de LinkedIn). También puedes unirte a grupos o foros en línea para establecer relaciones con personas que comparten tus intereses.

CÓMO MANTENER TU RED

Hall nos recuerda que pensemos en una red de contactos profesionales como “algo que está vivo y que requiere tiempo y atención para mantenerse saludable y pertinente”. No basta con llamar a tus contactos sólo cuando necesitas su ayuda: también debes pensar en cómo poder ayudarles. Por ejemplo:

  • Comparte información relevante: Comunícate con sus contactos cuando algo te recuerde a ellos, como un artículo o evento que les pueda interesar. Simples gestos como estos demuestran claramente que estás pensando en las necesidades de los demás.
  • Facilita presentaciones que sean mutuamente beneficiosas: ¡Si conoces a dos personas que compartan intereses o metas similares, ponlas en contacto! Puedes facilitar una presentación en persona (si tienes la oportunidad), utilizar redes sociales como LinkedIn o enviar a ambas partes un mensaje por correo electrónico. Asegúrate de mencionar cómo conoces a cada persona y cómo podrían beneficiarse de tenerse como contacto.
  • Comunícate con tus contactos antes de buscar empleo: En caso de que estés buscando un nuevo trabajo, es apropiado recurrir a tu red de contactos profesionales para que te ayuden. Puedes preguntar por oportunidades de trabajo o contactos relevantes para solicitar entrevistas informativas, y/o pedir asesoramiento de tus contactos. Mantén a tus contactos informados de tu progreso, y siempre reconoce su ayuda con una nota de agradecimiento.

Aunque establecer una red de contactos profesionales puede ser un reto al principio, tus esfuerzos valdrán la pena a largo plazo. Y recuerda: el mejor momento para establecer relaciones es antes de que las necesites. ¡Buena suerte!

Para encontrar más información y pistas para el desarrollo profesional visita la página de la Red YLAI “Tools & Resources” (herramientas y recursos, en inglés). También puedes tomar un curso gratuito en línea electrónica (en inglés) por medio de “YLAI Empowers”.