La importancia de una carta de presentación

young professional working on a laptop
2017 YLAI Fellow works on his computer during his YLAI Professional Fellowship

Después de armar un currículum vitae, el solicitante de empleo necesita sentarse y escribir una carta de presentación.

El objetivo de una carta de presentación es contar tu historia, decirle a un gerente de contratación que tú eres más que su currículum vitae u hoja de vida. Una carta de presentación es también una oportunidad para compartir tus metas profesionales y ayudar a explicar de qué forma la posición que estás solicitando formaría parte de tu carrera.

“Las cartas de presentación marcan la diferencia, incluso las cortas”, escribe Susan Adams en “Cómo escribir una carta de presentación”, un artículo publicado en la revista Forbes. “Nunca envíes una carta tipo formato”.

Adams aconseja a los solicitantes que utilicen la primera línea de la carta de presentación para mencionar un contacto mutuo y establecer una relación con la organización. Aconseja a los solicitantes que usen un estilo de redacción más bien formal en vez de usar abreviaturas y acrónimos, y que corrijan la carta cuidadosamente.

Adams dice que a los expertos les gustan las cartas de presentación en las que el solicitante nombra el trabajo que desea desde el principio y proporciona un breve resumen de su carrera y logros. Una buena carta también proporcionará un contexto adicional al currículum vitae del solicitante que enumera experiencias y logros. Aunque una carta de presentación debe ser algo formal y respetuosa, no tiene por qué ser aburrida. La carta de presentación es una oportunidad para explicar por qué estás interesado en un puesto específico o un sector concreto que un currículum vitae no incluirá.

La carta debe terminar con una solicitud de reunión e indicar cuándo el solicitante tiene planeado ponerse en contacto. La solicitud es el primer paso y una carta de presentación es una parte importante del paquete. Al establecer una solicitud de seguimiento, los solicitantes expresan un interés activo en seguir adelante con el proceso de solicitud.

Y, lo que es más importante, dice Adams, las mejores cartas de presentación tienen una página nada más, o alrededor de cuatro párrafos.