Sugerencias y trucos para preparar un discurso promocional perfecto

En el presente artículo se resume el chat en la web de GIST TechConnect sobre sugerencias y trucos para promocionar exitosamente tu idea comercial.

(Watch in English.)

Tal vez te genere ansiedad crear un discurso para posibles inversionistas, en especial si es tu primera vez como emprendedor. No es para nada fácil tomarte el tiempo para crear una visión audaz y un plan detallado para explicar lo que hace único a tu producto, servicio o empresa.

Debes saber que no estás solo en el proceso de preparar el discurso perfecto. Muchos –como Jainesh Sinha, fundador de GyanDahn, y Michelle Messina, directora ejecutiva de Explora International LLC– han estado en tu lugar. . Estos emprendedores brillantes se reunieron con Daniel Durazo, funcionario del Servicio Exterior del Departamento de Estado de los EE. UU., en una mesa redonda en la que compartieron sus perspectivas y consejos para promocionar exitosamente tu emprendimiento.

¿Qué es exactamente un discurso?

Es una descripción de tu producto o idea que puedes hacer en cinco minutos o menos. Debe ser breve, agradable e ir al grano.

Inquietante, ¿verdad?

No necesariamente. Si te preparas y preparas tu idea en forma diligente, es posible articular bien un discurso.

¿Por qué molestarse en hacer el discurso perfecto?

Jainesh Sinha, fundador de GyanDahn, dice que “ninguna empresa se puede construir por sus propios medios”. Es sumamente importante hacer los deberes, conocer a tu público y transmitir un mensaje que responda realmente a sus necesidades.

“Creo que cuando estás construyendo una empresa, en las primeras etapas debes estar en condiciones de articular tu proposición de valor”, expresó Michelle Messina, directora ejecutiva de Explora International LLC. Tu capacidad para establecer un vínculo con el público a nivel emocional y mostrar que te has informado es clave.

Para determinar quién es el público, es aconsejable considerar tres tipos diferentes de clientes que deberás tener en cuenta en relación con tu idea comercial. Tienes a los inversionistas o colaboradores (los que giran el cheque), los influidores (la persona, la organización o el grupo de personas que inciden en la decisión de compra) y los usuarios finales (la persona o el grupo de personas con las que interactúas directamente porque usan tu producto o servicio). Para definir a tus públicos tienes que informarte; para conocer más consulta el paquete de herramientas para emprendedores de la Red YLAI.

 Como emprendedor emergente, no siempre contarás con cinco minutos completos para presentar tu discurso a alguien. Por ello, sería conveniente que armes una versión más breve, conocida algunas veces como discurso de ascensor. Un discurso de ascensor es el prólogo de una conversación con la meta de avanzar hacia una reunión en la que puedas presentar en detalle tu negocio o idea. La prioridad para el discurso de ascensor es despertar el interés del oyente por saber más. Bien hecho, este suele durar unos 30 segundos: el tiempo que pasa la gente en un ascensor.

Es difícil reducir tu discurso completo a un período de tiempo tan breve. “La clave en un discurso de ascensor: debes mencionar el enunciado que establece el tono, la proposición de valor y los números de tracción en un comienzo. Y, desde mi punto de vista, el otro aspecto de gran importancia es escoger qué dirás”, explica Sinha.

Messina añade: “Sé muy claro y usa un solo punto de validación”. Concéntrate en el objetivo de un discurso de ascensor, es decir llegar a un diálogo suficientemente interactivo con la persona para ver si existe la oportunidad de reunirse y hablar en más detalle.

Diez puntos clave de un discurso exitoso ante un inversionista

La oratoria pública puede destrozar los nervios, y es incluso peor cuando tienes un límite de tiempo. Sabiendo esto, Messina detalla diez puntos clave a abordar para que tu discurso sea lo más exitoso posible.

  1. La portada: Asegúrate de tener una presentación que muestre correctamente la marca, información general sobre tu empresa emergente y los líderes clave dentro de tu organización, incluidos los cargos.
  2. El problema: Identifica el problema que procuras solucionar. Considera formularte preguntas del tipo: ¿Cómo articulas el problema que existe en el mercado? ¿Cuál es el perfil del cliente?
  3. Tu solución: Habla sobre tu solución al problema. Explica por qué tu solución funciona, cómo se diferencia y el valor para el cliente.
  4. Tu mercado: Conoce quiénes son tus clientes; asegúrate de   en condiciones de reseñar a tus clientes. Identifica a quién vendes y cuantifica la participación en el mercado que tendrá tu empresa emergente.
  5. Distribución: Tu producto no se entrega solo, entonces ¿cómo lo harás? ¿Tienes canales de distribución? Cerciórate de explicar cómo tu producto llegará a los clientes.
  6. Tu modelo de negocio: ¿Cómo ganas dinero? ¿Es tu fuente de ingresos sostenible y existirá a largo plazo? Los inversionistas necesitan saberlo para comprender tu negocio en comparación con otros en el mismo mercado.
  7. La competencia: ¿Cómo te comparas con otros que resuelven el mismo problema que tú? Expresa tu solución según su valor en lugar de realizar una comparación de cada una de las características.
  8. Tu equipo soñado: ¿Quiénes son tus personas clave? ¿Por qué son las personas correctas para llevar este producto o servicio al mercado?
  9. Hitos: Piensa en los hitos financieros y técnicos. Destaca los hitos que has logrado y, para el futuro, asegúrate de expresar qué lograrás y cuándo.
  10. Panorama financiero: ¿Qué tamaño tendrá la empresa? ¿Con qué rapidez crecerá? ¿Qué cantidad de efectivo necesitas y cuáles son los supuestos clave? Demuestra el potencial de crecimiento económico de tu empresa emergente.

Tal vez estés pensando que es imposible hablar sobre los diez puntos en sólo cinco minutos. Messina dice: “No es fácil; lleva práctica, pero es completamente posible”. Si deseas informarte más sobre cómo elaborar tu presentación y discurso, fíjate en 10 sugerencias para crear presentaciones de primera.

Recuerda: Llevará tiempo sentirte realmente cómodo con tu discurso.

Sinha aconseja que practiques frente a un espejo para tener en cuenta tu lenguaje corporal. Tu tono de voz y énfasis, tu energía física y tus expresiones animadas son todas señales no verbales que envías a tu público. También recomienda que practiques el discurso con todos tus amigos, tu comunidad, ciudadanos de edad avanzada e incluso familiares. “La gente que te conoce bien tiene la confianza para reírse de ti; estarán felices de hacer comentarios”, explica Sinha.

Lo más importante que deben recordar los empresarios del consejo de estos expertos es: Necesitas identificar y comprender a tu público. A lo largo de toda la conversación, ambos oradores siempre volvieron a este punto.

Ya sean 30 segundos o 30 minutos, tanto Sinha como Messina convinieron en que sin la investigación adecuada de tu público, tu discurso seguramente no prosperará. Si tienes curiosidad por aprender más, considera realizar nuestra lección virtual Presentar tus ideas de negocios para la inversión en el marco de nuestro curso virtual sobre los Fundamentos para la creación y operación de un negocio (also in English).

Messina comparte: “todos pueden ser presentadores fenomenales; es algo que puedes aprender a hacer y todos tenemos la capacidad interna para convertirnos en oradores estrella”. Entonces, ya sea que estás dando un discurso por primera vez, llegando a inversionistas nuevos o tienes problemas con la oratoria pública: ¡Debes practicar, mejorar y repetir el proceso! Al hacer más discursos, puedes recibir comentarios y aprender las mejores maneras de hacer TU discurso.

This article is available in English.